La Gran Emergencia

Sobreviviendo a las catástrofes convergentes del Siglo XXI


Extractado del libro “THE LONG EMERGENCY”
Autor: James Howard Kunstler
Primera edición: 2005

Resumen

El fin de la era del petróleo, el cambio climático, la escasez de agua potable, el resurgimiento de enfermedades epidémicas, el asalto final en cada rincón del planeta a los recursos naturales no renovables, y una creciente espiral de inestabilidad política y económica global, son las principales catástrofes a las que la humanidad deberá enfrentarse en el siglo XXI. James Howard Kunstler describe en el libro “La gran emergencia” un escenario complejo signado por el agotamiento de los combustibles fósiles.

 

“La gran emergencia” de James Howard Kunstler describe la difícil situación que se nos viene encima. “Tendremos que disminuir toda la actividad de nuestra vida diaria, desde la agricultura, al comercio, pasando por la educación. Habrá que despedirse de los automóviles y de la aviación comercial. En la vida que se describe en este libro, cada uno tendrá que quedarse donde está”. Según explica el autor, el mundo industrializado que Occidente ha conocido durante los últimos decenios se sustenta gracias a que hasta ahora estaba garantizado el suministro continuo de petróleo y sus derivados.

Numerosos estudios demuestran que el final de la era de los hidrocarburos está mucho más cerca de lo que se creía, y lo cierto es que no existe a día de hoy ninguna otra fuente de energía capaz de garantizar la supervivencia de la civilización tal como la conocemos. Ni el hidrógeno puede reemplazar a los hidrocarburos ni la energía eléctrica puede mover aviones. Kunstler afirma que “durante la gran emergencia la globalización desaparecerá. Las líneas de suministros de 20.000 kilómetros desde las factorías de Asia hasta los centros comerciales de América serán cosa del pasado. Las vías comerciales marítimas ya no serán sostenibles. El transporte aéreo se convertirá en una rareza al alcance de una élite reducida. Y finalmente el mercado internacional de crudo se volverá caótico e imposible de manejar”.


Sin alternativas

Para el autor, el milagro del siglo XX con toda su cornucopia tecnológica fue posible gracias a la excepcional disponibilidad de energía abundante del petróleo y el gas. Las energías renovables en las que hemos depositado tantas esperanzas, serán técnicamente incapaces de suministrar los niveles de consumo y confort que los derivados del petróleo hicieron posible. Entre otras cosas, porque al faltar el sustento del petróleo, su retroalimentación será cada vez más débil y dificultosa. Explica Kunstler: “No se pueden fabricar las aspas de las turbinas eólicas sólo con energía eólica. No puedes producir una batería para acumular energía solar haciendo uso exclusivo de los sistemas energéticos solares. Todo sigue dependiendo del petróleo. Tampoco el hidrógeno va a salvar a la sociedad del siglo XXI. Sería maravilloso, limpio y muy simple que todas las infraestructuras y elementos de nuestra sociedad que funcionan ahora con motores, modificaran su funcionamiento para adaptarse al hidrógeno como quien aprieta un botón, pero eso es algo que simple y llanamente, no va a ocurrir. Existen algunos pocos aparatos que pueden funcionar por medio de hidrógeno, pero desde luego no son las grandes flotas de automóviles, camiones, buses, aviones y barcos. A largo plazo, el hidrógeno jamás podrá sustituir nuestras reservas agotadas de petróleo y gas natural”.


Desequilibrios en la naturaleza

Lo más grave del asunto es que el agotamiento del petróleo va a producirse en combinación con otros fenómenos como el cambio climático, lo que puede provocar un gran desbalance biológico, la proliferación de nuevas enfermedades y la drástica reducción de las cosechas. El resultado final será que todas las irregularidades y desequilibrios potenciales propios de la época se verán amplificados, ramificados, reforzados y complicados por el calentamiento global. ¿En qué situación se halla entonces la humanidad? En opinión de Kunstler, a las puertas de una gran emergencia. Tenemos serios motivos para estar preocupados: cuando la producción petrolera comience a declinar, toda una serie encadenada de conflictos nos pueden transportar precipitadamente de nuevo al siglo XIX.


Descargar el Capítulo 1 – SONAMBULOS HACIA EL FUTURO (PDF – 456 KB)

 

Acerca del autor: James Howard Kunstler nació en Nueva York en 1948. Ha escrito nueve novelas y varios libros de no-ficción. El último de ellos La gran emergencia, ha sacudido a ciertos círculos de intelectuales y ambientalistas en cada país que ha sido publicado (EEUU, Italia, España, Rumania, Portugal, Francia, Japón, China, Taiwan), provocando un inquietante debate al anunciar que el planeta no está preparado para el final de la era del petróleo. Kunstler fue durante mucho tiempo editor de la revista Rolling Stone. Decenas de reportajes y artículos suyos han sido publicados en The New York Times y The Atlantic Monthly.

Su sitio web: http://www.kunstler.com

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s