La fiebre del oro negro regresa a Castellón medio siglo después

FUENTE

Una empresa pone el foco en los indicios de petróleo del Maestrat y Els Ports

Castellón 14 OCT 2012 – 23:21 CET

Restos de las instalaciones donde se hicieron las prospecciones en La Salzadella. / ÀNGEL SÁNCHEZ

Medio siglo después de que la multinacional francesa Coparex hallara indicios de petróleo en los sondeos realizados en Cinctorres, en 1963, y tras otra media decena de prospecciones en años posteriores, la fiebre por el oro negro ha regresado al norte de Castellón. A finales de septiembre, la empresa madrileña Montero Energy Corporation, SL hizo oficial los tres permisos solicitados a la Consejería de Industria para buscar hidrocarburos en las comarcas de Els Ports y El Maestrat. En concreto, en tres zonas que suman 195.500 hectáreas y que afectan a 40 municipios. La empresa, filial de la compañía canadiense R2 Energy, ha tramitado 11 permisos en España, pero es en Castellón donde ha depositado sus mayores expectativas.

“La cuenca del Maestrazgo tiene mucho potencial de entre todos los permisos que hemos solicitado se puede decir que los de Castellón están en el primer puesto en cuanto a expectativa de éxito”, explica Rafael López, jefe de Exploración en Europa y Latinoamérica de R2 Energy. Él no duda de la existencia de petróleo en la zona. “Seguro que hay hidrocarburos, hay estudios sobre su existencia, pero se tiene que concretar el nivel de las reservas y su estado”, apunta.

Tal y como recuerda López, fue a principios de los cincuenta cuando las empresas del sector comenzaron a darse cuenta de que había indicios de petróleo en El Maestrat. “Aparecían rocas con restos e iniciaron los primeros estudios, aunque rudimentarios”, dice. Así arrancó el proyecto Bobalar, sondeos realizados en Cinctorres en 1963. Le seguirían prospecciones en La Salzadella en 1975, en Mirambel (Maestrazgo turolense) en 1974 y los sondeos más recientes conocidos como Maestrazgo 1 y 2 (1977 y 1981) realizados por el consorcio Campsa-Shell. “Toda esta zona tiene un potencial de generación de hidrocarburos muy elevado, tal y como consta en los estudios que se realizaron en los años ochenta en los que se recopilaron datos de estas investigaciones”, destaca Rafael López. Pero la tecnología de entonces y el bajo rendimiento debido a los precios de aquellos años llevaron a las empresas a aparcar sus proyectos. “Ahora, con el desarrollo de la tecnología el potencial aumenta y los objetivos son más alcanzables”, recalca.

Otro estudio elaborado por el profesor del departamento de Petrología de la Universidad de Barcelona Albert Permanyer ya constató en 2002 que de las 320 muestras que se tomaron en La Salzadella se puede asegurar que la formación Ascla (la roca madre generadora del hidrocarburo) ha entrado en lo que se conoce como ventana de petróleo, es decir, cuando se dan las condiciones en las que se genera petróleo a una profundidad de entre 1.500 y 3.500 metros. Además, apunta que “muy posiblemente” es esta roca la generadora del petróleo del campo de Amposta, la reserva de 60 millones de barriles hallada frente a la costa de Vinaròs y ahora reconvertida en el almacén de gas del proyecto Castor.

Con las tres solicitudes presentadas por Montero Energy se abre un plazo de dos meses para que otras compañías interesadas presenten sus candidaturas. Solo una tendrá la “exclusividad” por seis años, apunta López. El representante de la empresa matiza que para las prospecciones se deberán presentar otros proyectos, por lo que el proceso “se puede eternizar”. “Para hacer un sondeo se puede tardar año y medio”, explica.

Mientras, los Ayuntamientos de los municipios afectados ven con cautela este nuevo interés. El alcalde de Morella, Ramsés Ripollés, afirma que ya ha contactado con la Subdelegación del Gobierno y con la Consejería de Industria para conocer más datos, pero recalca que habrá que esperar a que el proyecto se concrete. Morella es el único municipio que está afectado por los tres permisos de investigación.

Entre los que ya han levantado la voz de alarma está el Grupo para el Estudio y la Conservación de los Espacios Naturales (Gecen), que sostiene que el fracking, la técnica de Montero Energy para los sondeos, es “extraordinariamente agresiva”. Desde la empresa llaman a la calma: “Cualquier paso debe contar con informes específicos de la Consejería de Medio Ambiente”.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s