El IGNE avala que el Castor causó los 540 terremotos en Vinaròs

FUENTE

N. Martín/j.J. Benito castelló El informe oficial del Instituto Geográfico Nacional (IGN) sobre los seísmos de Vinaròs concluye de forma contundente que los 540 terremotos registrados fueron inducidos por la inyección de gas de la plataforma Castor y advierte que el fenómeno se desató debido a una falla hasta la fecha desconocida y no cartografiada.
Según el informe de los expertos de la Red Sísmica Nacional (RSN), la identificación de dicha falla «requerirá de una labor muy especializada de geólogos con experiencia en sismotectónica», ya que en España «es habitual que las fallas responsables de terremotos no rompan en superficie y se necesitan estudios específicos para identificarlas».
Con respecto a la mencionada falla, hasta ahora desconocida, el Instituto Geográfico sólo ha podido revelar que posee un buzamiento prácticamente vertical y que su localización podría entrañar un complejo trabajo de investigación, lo cual respalda las tesis de expertos que advertían sobre la necesidad de al menos dos años de estudios para poder ofrecer conclusiones sobre los riesgos sísmicos reales en la zona con unas mínimas garantías.
Según los cálculos realizados a partir de los estudios de diversos sismógrafos, el instituto también concluye que en esta ocasión la falla que se movió no fue la conocida como Falla de Amposta, catalogada por el Instituto Geológico y Minero con un potencial para generar seísmos de hasta 7,1 grados en la escala de Richter y con un periodo de recurrencia cada 53.000 años.
La falla de Amposta se ubica justo en el borde del almacén de gas subterráneo, ubicado a 1.700 metros de profundidad bajo el subsuelo marino, y ejerce de cerramiento natural para el mismo.
La empresa Escal UGS considera que no existe riesgo de que dicha falla se mueva y manifestó estar tranquila al concluir que fue otra falla la que se activó. Sin embargo, sigue en el aire cuáles son las dimensiones y el potencial sísmico de la falla desconocida no cartografiada, si existen otras fallas en la zona o si su activación sísmica podría tener consecuencias colaterales sobre la falla de Amposta o el sistema sísmico de esta franja costera en general. Por lo pronto, las incertidumbres son aún muchas y el Gobierno ha restringido al máximo cualquier información al respecto.
De hecho, este informe ha sido finalmente sacado a la luz únicamente después de que fuera solicitado oficialmente por el diputado de Izquierda Plural Ricardo Sixto. El Ministerio de Industria tenía la obligación legal de facilitar el documento, pero demoró su entrega hasta esta semana a pesar de que estaba fechado el 17 de diciembre de 2013.
De uno u otro modo, las conclusiones de los técnicos del Instituto Geográfico sobre avalan la hipótesis que establece una relación-causa efecto entre las inyecciones de gas del Castor y los terremotos. «Todo indica que el origen de la actual serie sísmica registrada tiene una relación directa con la inyección de gas del proyecto Castor».
Según los expertos del instituto, la sismicidad inducida en la zona de Vinaròs y el Golfo de Valencia habría sido «resultado de la actividad de inyección de gas que a su vez ha acelerado un proceso sismotectónico con acumulación de esfuerzos, ya existente en la zona, y que no estaba previamente caracterizado»

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s