El Proyecto Castor será una realidad en 21 meses

REDACCIÓN

redaccion@ambientum.com

6/4/2011

El pasado mes de marzo el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio aprobó la construcción de las instalaciones del gasoducto denominado “Gasoducto de conexión al almacenamiento subterráneo Castor y sus instalaciones auxiliares”, más conocido como proyecto Castor.

En 2004 se anunció de la construcción del macroproyecto gasista Castor, en base a las necesidades y carencias del sistema energético nacional. Prácticamente el 100% del gas consumido en España es importado. Un tercio de este recurso se transporta a través de gasoductos conectados con Argelia y Europa, llegando el resto en el interior de buques metaneros. Además, España es deficitaria en almacenes de gas natural, por lo que necesita un lugar donde guardar las enormes cantidades que se precisan para garantizar el abastecimiento energético.

Años después, en 2008, la empresa Enagás solicitó la aprobación para llevar a cabo dicho proyecto. Tras su aprobación el mes pasado, el proyecto se materializará en 21 meses.

El lugar elegido para la ubicación de este depósito es el antiguo yacimiento natural de Amposta, situado a poco más de 20 km de la costa levantina y del delta del Ebro. Este depósito petrolífero dejó de ser productivo al final de la década de los 80. El proyecto Castor pretende inyectar 1.300 millones de metros cúbicos de gas natural, con un caudal de extracción de 25 millones de m3. El  almacén podrá cubrir del 30% al 40% de la demanda energética nacional diaria durante 50 días. La inversión asciende a 1.300 millones de euros, y constará de una plataforma de proceso y una de pozos, un gasoducto de 24 kilómetros y una planta terrestre, situada en las afueras de la población castellonense de Vinarós. La longitud total estimada del gasoducto es de 11.612 metros, de los cuales, 4.373 metros corresponden a la provincia de Tarragona y 7.239 metros a la provincia de Castellón.

Alegaciones al proyecto

Durante el período de información pública del gaseoducto Castor se recibieron diversas alegaciones de entidades y de particulares.

Una de las más polémicas es la que aseguraba que las instalaciones resultaban incompatibles con el Plan Estratégico Citrícola Valenciano, a lo que Enagás respondió que una vez finalizadas las obras, en la zona ocupada temporalmente (excepto en la franja de servidumbre de cuatro metros) está permitido volver a plantar los naranjos o limoneros arrancados.

En relación con las cuestiones ambientales suscitadas y la evaluación de impacto ambiental del proyecto de instalaciones del citado gasoducto, la Secretaría de Estado de Cambio Climático, del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, ha emitido Resolución, con fecha 5 de noviembre de 2009 («Boletín Oficial del Estado» número 282, de 23 de noviembre de 2009), por la que se adopta la decisión de no someter el gaseoducto a evaluación de impacto ambiental.

El Consejo de Ministros incluyó el proyecto en la «Planificación de los sectores de electricidad y gas 2008-2016. Desarrollo de las Redes de Transporte» en 2008, al considerarlo como una infraestructura necesaria para la ampliación de la capacidad de transporte y seguridad del sistema gasista.

Fuente: Redacción ambientum.com

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s