El almacén de gas de Yela, como el Castor, no requirió de una declaración específica sobre seísmos

FUENTE

El almacén subterráneo de gas de Yela, en Brihuega, tampoco incluyó una Declaración específica sobre seísmos, sencillamente porque la Ley de Hidrocarburos que regulaba su construcción, que data del gobierno de Aznar, solo obligaba a la obtención de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

Esta ausencia de una Declaración de Impacto Sísmico es uno de los reproches que los ayuntamientos afectados de Castellón y Tarragona hacen a la administración ante los múltiples terremotos que se están produciendo en la zona donde se levanta el Castor, un almacén subterráneo a 22 kilómetros de la costa.

El portavoz de la comisión de Industria y Energía del Senado, el alcarreño Jesús Alique va a preguntar al gobierno por las medidas que piensa adoptar para que la inyección de gas en el depósito subterráneo natural de Yela, que está a 2.300 metros de profundidad, no acabe generando actividad sísmica en su entorno. Hay otra circunstancia que conecta a los dos almacenes citados: el Castor está a 60 kilómetros de la central de Ascó y el de Yela a solo a 19,12 kilómetros en línea recta de la nuclear de Trillo, sin bien el almacén marino tiene un problema añadido: la falla de Amposta, de 51 kilómetros, que está activa, mientras que el área de Trillo está considerada como una de las de menor  actividad sísmica de la península. Aun así,  el último simulacro que ordenó el Consejo de Seguridad Nuclear incluyó la acción de un fuerte terremoto en Trillo y las medidas en las centrales nucleares se han reforzado tras el accidente de Fukusima.

El Grupo Socialista ha presentado en el registro de la Cámara Alta una serie de escritos solicitando la comparecencia del Ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, para que explique, en primer lugar, la situación del almacenamiento subterráneo de gas del proyecto Castor, frente a las costas de Vinaròs en Castellón y Las Terres de l´Ebre en Tarragona, y las medidas adoptadas ante la aparición de los microseísmos que se están produciendo en la zona.

yela-cn trilloEl portavoz del PSOE en Industria, Energía y Turismo y senador por Guadalajara, Jesús Alique, ha sido el impulsor de estas iniciativas y va a presentar una más, según adelantó a Guadalajaradiario.es, a propósito del almacén de Yela. Dado que tampoco hubo una Declaración específica en materia sísmica, quiere saber qué medidas adoptará el Gobierno para que las inyecciones de gas en el almacén y su actividad no tengan una incidencia en la actividad sísmica de la zona, y recordará que apenas a 20 kilómetros de Yela hay una central nuclear, la de Trillo, y otra en fase de desmantelamiento, la José Cabrera de Almonacid de Zorita. En Tarragona y Castellón se han levantado voces que han llegado a pedir la paralización de la central nuclear de Ascó, situada a 60 kilómetros de la plataforma del Castor, “hasta que se aclare todo esto”, según el testimonio de un ingeniero de la central citado por “La Vanguardia”.

Castor es un proyecto impulsado por ACS y según el presidente de Escal UGS, la encargada del desarrollo del almacén, la infraestructura está en perfectas condiciones y debe seguir funcionando. Cuestionado sobre su relación entre el almacenamiento de gas –cautelarmente se han detenido nuevas inyecciones de gas–asegura que los terremotos son naturales: “Es decir, se tenían que haber producido sí o sí en el futuro. Nosotros puede que los hayamos adelantado con la actividad del almacén de gas”, decía a El Mundo. 

Yela2EL ALMACÉN DE YELA.- El proyecto de almacenamiento subterráneo de Yela tiene un doble objetivo, según una respuesta del Gobierno, de mayo de 2002, al senador Jesús Alique: por un lado, constituir una reserva de gas natural para hacer frente a posibles interrupciones del suministro y, por otra, permitir la modulación estacional  de la oferta y de la demanda de gas. Así, el Gas Procedente de la Red Básica de Gaseoductos (RBG) es comprimido e inyectado en el almacenamiento subterráneo en verano , desplazando  el agua de la formación, normalmente en los meses de mayo a octubre cuando la demanda y los precios son menores. Y el proceso de producción concluye en invierno, normalmente durante el periodo de noviembre a marzo, en que se extrae el gas, se trata en la planta y se envía a la red a través del  citado RBG. Entonces, el agua vuelve a rellenar los pozos del acuífero.

LA CONCESIÓN.- La concesión del almacén subterráneo data de 20 de julio de 2007, mediante la cual se otorga a Enagás S.A. el reconocimiento de utilidad pública. Realizados los trámites oportunos, incluida la obtención de la Declaración de Impacto Ambiental con carácter preceptivo, el BOE de 30 de abril de 2009 otorgó  la autorización administrativa y reconocimiento de utilidad pública de los trabajos.

Yela1La construcción de la planta de inyección y extracción en la localidad de Yela, una pedanía de Brihuega con apenas 30 empadronados, finalizó en el primer trimestre de 2012 y la Subdelegación del Gobierno de Guadalajara autorizó, el 30 de marzo del pasado año, a que el titular empezara a inyectar el colchón de gas necesario para alcanzar una presión de trabajo suficiente. Ese colchón de gas inmovilizado ocupa 900 millones de metros cúbicos y el resto, hasta 1.050 millones de metros cúbicos, es el gas útil que se comercializa. En total: 1.950 millones de metros cúbicos, con una inyección máxima de 10 millones de m3/d. y una producción máxima de 15 millones de m3, también día. Casi triplica la capacidad de los 2 almacenamientos que Enagás tiene en España y el objetivo es garantizar el suministro de  gas a Madrid y la zona centro.

El almacén de Yela está en funcionamiento, y de hecho Enagás  informa diariamente de su actividad. Así, podemos saber que la última inyección de gas que se hizo fue el pasado 1 de octubre, con capacidad para producir  110.387 kw/hora, y que  el día 4 de octubre había en Yela gas equivalente a 2.482.880.563 kw/h.

La inversión en Yela, sin incluir el gas colchón, ascendió a 219,1 millones de euros.

yela mapa gasALMACENES SUBTERRÉNEOS EN ESPAÑA.- Existen 627 almacenamientos de gas subterráneos en el mundo, 81 de los cuales son en acuíferos salados profundos, incluido uno bajo el casco urbano de Berlín. En España hay tres a pleno funcionamiento, 5 en desarrollo entre los que se incluyen el de Yela y el Castor, y 1 en investigación.

 

TRES GASEODUCTOS.- El almacén subterréneo de Yela distribuye su gas a través de la red de gaseoductos. El Algete-Yela se encuentra en funcionamiento desde 2011 y el gasoducto Zarza de Tajo-Yela está previsto que inicie su construcción en enero de 2013. Al norte de España se distribuirá  a través del gaseoducto Yela-Villar de Arnedo, en la Rioja, una infraestructura de 250 kilómetros -de ellos 136 en la provincia de Soria- en la que ha invertido 167 millones de euros y que está llamado a jugar un papel “estratégico” en el suministro de gas natural al norte peninsular y las conexiones internacionales en Francia. Además con este gasoducto se consigue diversificar estratégicamente los suministros de gas natural a España que, en la actualidad, dependen mayoritariamente de la región del Magreb, según Enagás.

El gasoducto -con un diámetro de las tuberías de 30 pulgadas y una presión máxima de 80 bares- es uno de los tres que conectarán el almacenamiento de Yela, recientemente puesto en marcha, con el Sistema Gasista Español.

Enagás considera a Yela, una infraestructura clave para la seguridad de suministro del país, por su ubicación estratégica en el centro de la península.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s