Category Archives: Agricultura

Declaración sobre el petróleo y el gas de esquisto, el metano procedente de yacimientos de carbón y la fractura hidráulica

La utilización  en cualquier parte del mundo, de técnicas de fractura hidráulica para la obtención de petróleo y gas de esquisto, así como del metano procedente de yacimientos de carbón, constituyen graves motivos de preocupación, debido en particular a sus repercusiones en las siguientes esferas:

  •  Clima: cada vez está más caro que es uso de gases no convencionales no reducirá de manera significativa las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a otros combustibles fósiles convencionales.
  •  Energía: la explotación del gases no convencionales socava las iniciativas a favor del ahorro energético, la transición hacia energías renovables y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Contaminación del agua: la fractura hidráulica conlleva el riesgo de contaminar las aguas superficiales y subterráneas con las sustancias químicas tóxicas utilizadas en los fluidos de fracturación, con metano y con materiales peligrosos y radioactivos que se encuentran de forma natural en el subsuelo.
  •  Consumo de agua: La fractura hidráulica utiliza grandes cantidades de agua dulce, gran parte de la cual resulta contaminada, irrecuperable, o ambas cosas; este proceso creará importantes presiones sociales y ambientales al menos a nivel local y regional, y en particular en las regiones que sufren escasez de agua.
  •  Contaminación atmosférica: la prospección de gas no convencional y las operaciones conexas producen contaminantes atmosféricos, incluidas partículas, precursores de ozono troposférico, y metano.
  •  Contaminación del suelo: la fractura hidráulica entraña el riesgo de fugas procedentes de depósitos de almacenamiento de residuos contaminados, de las aguas residuales y de los posibles incendios de los pozos.
  •  Uso de la tierra: la fractura hidráulica altera el paisaje y afecta a las zonas rurales y a los espacios protegidos.
  •  Ruido: la explotación del gas de esquisto genera contaminación acústica, la cual afecta a los residentes de la zona, al ganado y a la vida silvestre.
  •  Actividad sísmica: la fractura hidráulica aumenta los riesgos de movimientos sísmicos, lo que a su vez incrementa el riesgo de daños a los pozos y de fugas procedentes de los mismos.
  •  Repercusiones sanitarias y ambientales acumulativas y combinadas sobre las comunidades y los trabajadores de la industria del gas no convencional.
  •  Repercusiones socioeconómicas: la fractura hidráulica puede provocar ciclos de “expansión y recesión” en las economías locales en detrimento de otras economías más sostenibles.

Todos estos efectos repercuten directa e indirectamente en la salud individual y pública y muchos de ellos no se producen solo a nivel local, sino también regional e incluso mundial. Sin una evaluación científica exhaustiva de las repercusiones de la fractura hidráulica, el auge del gas no convencional constituiría un experimento de enorme alcance para el medio ambiente y la salud humana

Anuncis