Category Archives: Geologia

Prevenir lo previsible

FUENTE

En los días pasados la actividad sísmica en las inmediaciones del Castor disminuye en intensidad. Los últimos seísmos no llegaban a magnitud 3. Los epicentros, más desperdigados, se registran también frente a la ciudad de Tarragona (un par de seísmos menores de 2 grados). Pero no podemos cantar victoria, aunque tenemos algo a favor, y es que la energía disipada después de tantos terremotos puede suponer que quede menos para relajar tensiones.

No obstante estamos obligados a considerar que la sismicidad tiene una importante componente de contagio, es decir, la transferencia de esfuerzos es típica de estos fenómenos naturales, un efecto dominó que parece que se está resolviendo como en otras ocasiones cercanas en espacio y tiempo (Jaén, Navarra, El Hierro…). Aparecen epicentros más alejados de las primeras fuentes y vemos estos días hipocentros más profundos (hasta 20 kilómetros).

Fallas dormidas de más longitud parece que no han sido estimuladas como para sumarse a desencadenar terremotos más enérgicos. Algunas fracturas recientemente despiertas por las inyecciones no son muy grandes, pero lo suficiente (10-20 kilómetros) como para provocar terremotos de mayor magnitud que hasta la fecha, y éstas continúan tierra adentro.

En el sur de Cataluña y norte de Castellón colisionan dos grandes estructuras corticales: la cordillera Ibérica y la cordillera costera Catalana que ha generado ese par de pequeños seísmos, pero en este caso es prudente no relacionarlo aún con las inyecciones del Castor. Debido a dicha colisión se generaron dos grandes familias de fracturas o fallas con direcciones NO-SE y NE-SO, los recientes epicentros marcan esas líneas. Dichas fracturas se han estudiado en superficie, progresan hacia el mar donde desplazan grandes bloques dislocados.

El fondo marino entre Alcanar y Vinaroz quedó así esculpido como resultado de la dinámica geológica de los últimos millones de años. Aquí se explotó el petróleo que rindió el pasado siglo y ahora se aprovecha para el proyecto Castor con inyección de gas en el almacén de calizas porosas a 1.750 m de profundidad, uno de sus límites es una de esas fallas.

También se dibuja de epicentros el gesto físico global que las fuerzas tectónicas han modelado en ese área y hemos excitado, no puede pasar desapercibido. Epicentros alineados significan falla en movimiento. Pero otra vez deberemos ser prudentes. Desafortunadamente poco sabemos sobre cómo se desarrollarán estos fenómenos naturales, menos aún cuando como es el caso, nosotros los provocamos.

Las teorías científicas sobre las causas de los sucesos sísmicos, volcánicos y tectónicos, se han concebido como si el movimiento espacial de la materia mineral fuera el único acontecimiento a tener en cuenta. No es de extrañar que ninguna de las teorías hasta ahora, haya resultado realmente satisfactoria incluso para el pensamiento de orientación más mecanicista. En realidad, lo que sucede alrededor del Castor con las inyecciones de gas no son fenómenos de un tipo muy diferente al relacionado con la actividad sísmica de la Tierra y su relación con el clima y el agua, y éstos deberían ser tomados en cuenta por igual.

Cierto es que las fuerzas isostáticas, o el levantamiento cortical juegan un papel fundamental, y tarde o temprano la transferencia de esfuerzos se reparte entre las piezas del sistema, pero no es menos verdad que un pequeño cambio en la presión debida a los cambios introducidos artificialmente pueden modificar esa transferencia, lo cual supone que las actividades humanas juegan un papel primordial en la configuración espacial y temporal de esta sismicidad.

Pensemos en un alud: una diminuta piedra cae por una ladera, poco a poco más material se suma al fenómeno hasta el estrépito, puede acabar en catástrofe si el impacto final concluye en el medio humano. Así es la sismicidad desatada ahora. Erróneamente nos transmiten desde nuestras instituciones algo que no debería considerarse un dilema, si técnico o natural. Lo que ha detonado esta sismicidad es una actitud, un problema cultural, y por ende humano, social. No se consideró importante adelantarse a ella a pesar de los avisos de geólogos y plataformas ciudadanas.

Los geólogos deberemos insistir en que el medio humano y la Naturaleza no pueden destruirse mutuamente. Es parte de nuestro deber. Tenemos que conocernos y querernos, y con recortes en investigación no lo conseguiremos. Hoy Tarragona y Castellón viven un claro ejemplo de ello. Deberemos repensar la aplicación de normas sismorresistentes, configuraciones arquitectónicas y urbanas contemporáneas en nuestro hábitat. Hemos tomado medidas razonables, aunque mejorables, cerca de las zonas de conocida sismicidad, pero no en aquellas donde estamos cambiando el régimen hidrológico, climático, industrial.

Realmente lo sucedido es provocado. La inspección actual para conocer mejor el medio geológico sobre el se actúa para aclararlo, se suma así al estudio pedido en 2010 por la Plataforma Ciudadana en Defensa de les Terres del Sénia. Alertaron entonces de la posible fractura de las rocas calizas por la alta presión, también de la activación de fallas cercanas. Justamente a lo que hoy todo apunta. No obtuvieron respuesta. Al no evaluarse adecuadamente el riesgo y comunicarlo a quienes debieron tomar decisiones, tampoco se le reveló a los ciudadanos. En Lorca nadie lo esperaba. Ricos patrimonios arruinados, paisajes modificados de por vida, dramas personales irremediables. Las comunidades que no concedieron importancia a la seguridad sísmica quedan heridas por décadas, a veces para siempre.

Anuncis

La falla Castor y la Tierra

FUENTE

Antonio Aretxabala

Ya tiene nombre, es la falla Castor, pasará a la historia española como uno de esos descubrimientos científicos hijos del azar, así lo hicieron la penicilina, los rayos X o el microondas. Pero el estilo español brinda otra vez un bautizo molesto, con ocho meses de retraso es casi ruborizante. En el aspecto informativo nuestras instituciones siguen practicando una pedagogía y divulgación oscura y deficiente, insultante es un calificativo suave.

No es la primera vez tampoco que algo así ocurre con el Proyecto Castor. Algunas asociaciones ciudadanas, empresas petrolíferas, científicos independientes y hasta el Observatorio Sismológico del Ebro ya se habían adelantado a las conclusiones corroboradas ahora por el IGME y el IGN. Y es que las pruebas circunstanciales aquí fueron infalibles. Además también se adelantaron los ciudadanos a la advertencia de que el no estudiar el impacto sísmico iba a traer consecuencias económicas. ¿Cuánto nos va a costar algo que no es sino un problema de actitud?

El Ministerio de Industria ordenó el día 26 de septiembre de 2013 paralizar la inyección de gas colchón al detectarse demasiados seísmos en la zona. Quien quiera información sobre su potencial sísmico tan sólo tiene que teclear en su navegador NCSE para ver el mapa que califica a la costa de Tarragona y Castellón como la menos sísmica del Mediterráneo. La empresa Escal UGS comunicó a la agencia ACN de noticias aquel día que ya se había encargado el estudio del porqué de tanto temblor: «confiamos en que el informe que realicen en el IGN, confirme que los seísmos se producen porque la plataforma está construida en una zona de importante actividad sísmica». Llevaban semanas haciendo temblar Vinaròs.

La hemeroteca es cruel, la zona sigue siendo con Valladolid y Vizcaya la menos sísmica de Iberia, y si verdaderamente creían que era una zona de importante actividad sísmica, qué pintaba allí una industria de conocido carácter sismogenético; inyectar fluidos en el subsuelo es ya la forma de provocar terremotos de moda: el fracking lo abandera, la experiencia científica vuelve a ser infalible: incluso zonas no propensas han reaccionado con terremotos violentos.

Hemos tomado medidas razonables, aunque todavía mejorables, cerca de las zonas de conocida sismicidad histórica. Sin embargo, en aquellas áreas donde estamos cambiando el régimen hidrológico, climático, tensional o industrial, no nos hemos parado a pensar en el efecto de nuestras actividades. Tenemos que pensarlo cuanto antes y planificar en consecuencia. Ya no podemos asumir más que no se derivará daño alguno con la reducción y cambios en las capas freáticas, con la modificación radical de las condiciones hídricas o tensionales de zonas que no son tan inertes como creíamos, pensando de esa manera seguir con esas prácticas sin tomar medidas que se incluyan en las normas de construcción.

Iberia está llena de fallas, fallas que nos preceden en el tiempo, que ya estaban sacudiéndose antes de que nosotros pintásemos bisontes en Altamira y que aún no conocemos. La asesina falla de Alhama de Murcia fue descubierta y bautizada en 1979, sólo necesitó 32 años para matar, para provocar que ricos patrimonios fuesen perdidos, paisajes modificados de por vida, dramas personales incurables, sectores económicos irrecuperables; las comunidades que no le dieron importancia a la seguridad sísmica quedan afectadas por años, por décadas, a veces para siempre.

Es deber de la sociedad en general y de los científicos en particular el despertar en la medida de lo posible la inquietud de los profesionales involucrados en el diseño, construcción y mantenimiento de todas las obras de infraestructura, sean éstas de inyección de gas u otras de conocido carácter sismogenético, así como en los dirigentes y planificadores, para que se produzca un cambio de actitud hacia los problemas que pueden generarse por sus decisiones cuando no se tiene en cuenta el estado de conocimiento de una manera objetiva y natural, holística y participativa. Nuestras decisiones y por lo tanto actividades siempre tienen respuesta. Esta vez se llama falla Castor, ¿cuál será nuestro próximo descubrimiento?

Los expertos ven imposible saber si el Castor no provocará más sismos

FUENTE

Los expertos rebaten la tesis del presidente de Escal UGS, Recaredo del Potro, de que inyectar gas de nuevo en el almacén submarino del Castor no provocará más terremotos. Tres reputados especialistas en geología y sismología consultados por este diario señalan que “nadie” puede saber si una nueva inyección de combustible frente a Vinaròs generará o no nuevos terremotos, tal y como del Potro afirmó en Barcelona y ayer recogió Mediterráneo.

Según el director de la Red Sísmica Nacional –la entidad que vigila y evalúa los terremotos en España–, Emilio Carreño, “eso no lo sabe nadie”. Con él coincide el vicepresidente del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, José Luis Barrera, quien señala que “no es seguro” que el subsuelo castellonense vaya a reaccionar como prevé del Potro (sin nuevos movimientos sísmicos) y asegura que eso “no lo puede saber nadie”.

Por su parte, el jefe del área de Sismología del Institut Geològic de Catalunya –que también ha seguido la crisis sísmica que se generó entre septiembre y octubre del año pasado–, Xavier Goulda, declara que la afirmación del presidente de Escal UGS se basa en hipótesis y que, con la información de que se dispone “no podemos tener la certeza” de que no va a haber nuevos terremotos si se reabre la planta.

Los tres expertos en la materia, coinciden en que, tal y como dijo del Potro en Barcelona, la inyección de gas puede haber acelerado un proceso geológico que estaba latente y que se hubiera desencadenado por fases años más tarde. Eso sí, a todos les parece, como expresa Goulda, “un poco aventurado” afirmar que retomar la inyección de combustible en el subsuelo no va a producir nuevos movimientos sísmicos.

un dato esencial // En este sentido, falta por conocer un aspecto clave cara a una hipotética reapertura, señalan. Se trata del tamaño de la falla que provocó la crisis sísmica, algo que ha tratado de medir el Instituto Geográfico Nacional (del que depende la Red Sísmica Nacional) y el Institut Geològic de Catalunya pero que no han logrado porque los datos no son suficientemente concretos. Carreño reconoce que su labor “trata de asociar la actividad sísmica con la falla y así saber las dimensiones”. Goulda concreta que el “juego” (pedazo) de la falla mide “un kilómetro”, pero que la falla puede ser mayor. Cuanto más grande sea, más potentes pueden ser los terremotos. H

El IGNE avala que el Castor causó los 540 terremotos en Vinaròs

FUENTE

N. Martín/j.J. Benito castelló El informe oficial del Instituto Geográfico Nacional (IGN) sobre los seísmos de Vinaròs concluye de forma contundente que los 540 terremotos registrados fueron inducidos por la inyección de gas de la plataforma Castor y advierte que el fenómeno se desató debido a una falla hasta la fecha desconocida y no cartografiada.
Según el informe de los expertos de la Red Sísmica Nacional (RSN), la identificación de dicha falla «requerirá de una labor muy especializada de geólogos con experiencia en sismotectónica», ya que en España «es habitual que las fallas responsables de terremotos no rompan en superficie y se necesitan estudios específicos para identificarlas».
Con respecto a la mencionada falla, hasta ahora desconocida, el Instituto Geográfico sólo ha podido revelar que posee un buzamiento prácticamente vertical y que su localización podría entrañar un complejo trabajo de investigación, lo cual respalda las tesis de expertos que advertían sobre la necesidad de al menos dos años de estudios para poder ofrecer conclusiones sobre los riesgos sísmicos reales en la zona con unas mínimas garantías.
Según los cálculos realizados a partir de los estudios de diversos sismógrafos, el instituto también concluye que en esta ocasión la falla que se movió no fue la conocida como Falla de Amposta, catalogada por el Instituto Geológico y Minero con un potencial para generar seísmos de hasta 7,1 grados en la escala de Richter y con un periodo de recurrencia cada 53.000 años.
La falla de Amposta se ubica justo en el borde del almacén de gas subterráneo, ubicado a 1.700 metros de profundidad bajo el subsuelo marino, y ejerce de cerramiento natural para el mismo.
La empresa Escal UGS considera que no existe riesgo de que dicha falla se mueva y manifestó estar tranquila al concluir que fue otra falla la que se activó. Sin embargo, sigue en el aire cuáles son las dimensiones y el potencial sísmico de la falla desconocida no cartografiada, si existen otras fallas en la zona o si su activación sísmica podría tener consecuencias colaterales sobre la falla de Amposta o el sistema sísmico de esta franja costera en general. Por lo pronto, las incertidumbres son aún muchas y el Gobierno ha restringido al máximo cualquier información al respecto.
De hecho, este informe ha sido finalmente sacado a la luz únicamente después de que fuera solicitado oficialmente por el diputado de Izquierda Plural Ricardo Sixto. El Ministerio de Industria tenía la obligación legal de facilitar el documento, pero demoró su entrega hasta esta semana a pesar de que estaba fechado el 17 de diciembre de 2013.
De uno u otro modo, las conclusiones de los técnicos del Instituto Geográfico sobre avalan la hipótesis que establece una relación-causa efecto entre las inyecciones de gas del Castor y los terremotos. «Todo indica que el origen de la actual serie sísmica registrada tiene una relación directa con la inyección de gas del proyecto Castor».
Según los expertos del instituto, la sismicidad inducida en la zona de Vinaròs y el Golfo de Valencia habría sido «resultado de la actividad de inyección de gas que a su vez ha acelerado un proceso sismotectónico con acumulación de esfuerzos, ya existente en la zona, y que no estaba previamente caracterizado»

Benvingut, Mister Craig Steinke (Montero Energy Corporation), a la Segarra

FUENTE

L’empresa que ha sol·licitat fer les prospeccions per buscar jaciments de gas i petroli ja promet el ‘manà’, fins 200 llocs de treball a cada zona

Cliqueu a les imatges per ampliar-les

R2 Energy ltd
Autor: Redacció

Escena de bienvenido mr. marshall
Autor: filmoteca

 

Les prospeccions per possibles jaciments de gas i petroli a Lleida generaran fins 200 llocs de treball als veïns de cada zona segons l’empresa explotadora, Montero Energy Corporation , filial de la multinacional canadenca R2 Energy . Així ho va explicar recentment a La Vanguardia el cap de l’explotació a Espanya, Rafael López.

A Montero Energy Corporation cada sondeig li costa uns quinze milions d’euros ‘sent molt conservadors i podria ser major perquè a Espanya no hi ha màquines especialitzades i caldria anar a buscar a Estats Units’.

Entre els arguments esgrimits per Rafael López destaca que ‘Espanya és un país on hi ha un gran desconeixement del subsòl. Ens gastem 153 milions d’euros diaris a comprar gas i petroli fora de les nostres fronteres, de manera que necessitem més aviat una independència energètica. Als Estats Units, les explotacions generen uns ingressos de 79,6 bilions de dòlars anuals, mentre, nosaltres hem d’anar a l’exterior’. No hi ha cap referència a les energies renovables ni tampoc a possibles riscos.

Sabent que sortiran grups contraris, Rafel López declara que ‘comptem amb l’última tecnologia en recerca de jaciments. Hem sabut innovar al màxim les tècniques antigues per reduir al màxim l’impacte mediambiental. Alguns diran que utilitzem additius químics però són exactament deu productes que també es troben en la indústria agroalimentària’, posant l’exemple de l’àcid acètic, que no és més que el que compon el vinagre. Llàstima però que obviï la relació dels productes químics utilitzats pel fracking i efectes sobre la salud. Així mateix, subratlla que ‘tots els permisos han de passar per les administracions i per medi ambient, així que la gent pot tenir tota la tranquil·litat i seguretat pel que fa a salut i impacte mediambiental es refereix’. No fa però cap referència a que el Govern de Cantàbria està elaborant un avantprojecte per prohibir la tècnica de la fractura hidràulica per por a que ‘pueda producirse contaminación en los acuíferos subterráneos dada la inyección de productos tóxicos y contaminantes que resultan necesarios’.

Finalment afirma que està ‘disposat a reunir-se amb qualsevol que vulgui informació sobre això’. Potser caldrà començar a demanar tanda

¿Que es el kerogeno?

FUENTE

El kerogeno es  una materia precursora del petrolero y que tiene del 80 al 90% de materia orgánica, dentro de ella se encuentra una materia en menor cantidad que es soluble en solventes orgánicos y se denomina Bitumen.
Dentro de los tipos de kerogeno podemos encontrar 3:
El Kerogeno Tipo I: Es de alto contenido de C/H y de bajo contenido de Oxigeno. Es procreador de Aceite.
El Kerogeno Tipo II y III: tienen contenido de C/H regular y de oxigeno también, son preocreadoras de gas.
El Kerogeno Tipo IV: Es aquel que produce carbono, básicamente este es por materia orgánica continental como plantas terrestres, insectos y otro tipo de animales, produce carbono y gas.
En cuanto a los ambientes de creación de los tipos de kerogenos, el kerogeno tipo I, se crea en ambientes de cuenca oceánica, en donde la materia orgánica es basta y puede ser sepultada rápidamente por un evento tectonico, sepultando algas y fito-plancton entre otros.
El Kerogeno tipo II y III: Este tipo de kerogenos pueden ser creados igualmente que los de tipo uno pero los diferencia el hecho de que están mas evolucionados y que la roca generadora ya no produce aceite en lugar de eso ahora genera gas. Este tipo de kerogenos son grandes fuentes de gas.
El Kerogeo Tipo IV: Se trata de kerogeno con materia mas continental con restos de plantas, insectos de zonas continentales las cuales son sepultadas. Producen principalmente Carbón Mineral y gas.

_______________________________________________________

Kerógeno es la cantidad de materia orgánica que encuentra en una roca sedimentaria, y se basa en el contenido de carbono orgánico total (TOC), y los tipos de kerógenos son 4 donde el de tipo I se forma por restos de algas por lo tanto tiene alto contenido de H y bajo de O, el de tipo II es intermedio entre el tipo I y III, el tipo III se forma por los restos de vegetación continental que se depositan en el mar, el tipo IV es la materia que ya que convirtió en carbón así que esta muy oxidada.

_______________________________________________________

El kerógeno es la fracción orgánica contenida en las rocas sedimentarias que es insoluble en disolventes orgánicos, que bajo condiciones de presión y temperatura determinadas comienza a ser inestable y esto provoca una reagrupación en su estructura interna con el objetivo de mantener el equilibrio termodinámico dando origen a los hidrocarburos.

Para definir los tipos de kerógeno se usa el gráfico de Van Krevelen en el cual se toman en cuenta las relaciones de H/C y C/O y se utiliza para evaluar el origen y la madurez del kerógeno y el petroleo.

Graficos de Van Krevelen (Las flechas indican el incremento de profundidad del camino de evolución del kerógeno):

https://i0.wp.com/monash.edu/science/about/schools/geosciences/assets/images/heatflow/fig5_1big.gif
FUENTE

https://i1.wp.com/3.bp.blogspot.com/-FP8eGOhsTeE/TpVw1W524nI/AAAAAAAAAGQ/xluRE5HuHOM/s1600/van%2Bkrevelen.gif

FUENTE

https://i1.wp.com/www.nature.com/nature/journal/v426/n6964/images/nature02132-f1.2.jpg

FUENTE
______________________________________________________
Los Kerógenos de tipo I o Kerógeno Sapropélico es producto de la acumulación de materia orgánica en cuencas lacustres, ocasionalmente en marinas, ya que se forma a partir de esporas, algas planctónicas y materia orgánica animal. Genera principalmente aceite ligero.
Los Kerógenos de tipo II o húmico tiene  en su composición de plantas terrestres y marinas. Generar Petróleo con contenido alto de azufre.
El kerógeno tipo III derivaba de materia orgánica no marina depositada cerca de las áreas de drenaje continental (plantas terrestres), genera principalmente gas natural.
El Kerógeno tipo IV esta formado por partículas inertes que han sido muy oxidadas. Tiene poca capacidad de generar petróleo o gas. Genera carbón.