Tag Archives: protestas

Los ingenieros de minas bendicen el uso del ‘fracking’

La tecnología, que permitiría extraer gas hasta ahora inaccesible, ha encontrado una amplia oposición de los vecinos donde se instalarían las explotacione

La extracción de gas no convencional por fracturación hidráulica, también conocida como fracking, es una tecnología con poco más de 15 años de experiencia en su versión actual. En ese tiempo, en el que se ha desarrollado principalmente en EEUU, ha ganado adeptos convirtiendo en millonarios a simples granjeros, y ha concitado una profunda aversión a la opacidad de la industria y los riesgos no declarados galvanizada en numerosas protestas y denuncias. El debate sobre la posibilidad de explotar el gas atrapado en la pizarra del subsuelo comenzó en España en 2011, cuando Patxi López, entonces lehendakari vasco, anunció que en Euskadi se había encontrado una reserva del hidrocarburo que podría abastecer a toda España durante cinco años. Ahora ya hay más de 100 permisos concedidos para buscar (que no perforar) gas de pizarra.

Hoy, el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas ha presentado un informe sobre el potencial de la extracción de este hidrocarburo en España y la técnica de fracturación. Según sus conclusiones, España contaría con unas reservas de gas para 39 años, un recurso especialmente importante para un país que depende tanto del exterior para la obtención de energía. “Es una oportunidad que no debemos perder”, ha afirmado durante una presentación en Madrid esta mañana Fernando Pendás, catedrático de la Universidad de Oviedo y coautor del informe. En su presentación, los autores han respondido a algunas de las críticas más frecuentes al fracking

Esta tecnología libera el gas atrapado en la pizarra reventando las rocas que lo mantienen secuestrado a unas profundidades de entre dos y seis kilómetros. Esto se logra inyectando agua, arena y una serie de productos químicos a alta presión (la cantidad de agua y los productos químicos inyectados se puede consultar en Fracfocus.org). La cantidad de agua necesaria es muy grande, y para explotar un pozo pueden ser necesarios hasta 30 millones de litros de agua, la misma cantidad que gasta para uso doméstico una población de 1.000 habitantes un año o es necesaria para regar un campo de golf como el del Club de Campo de Madrid. Los autores del informe apuntan, sin embargo, que la cantidad de agua utilizada en relación a la energía producida es similar a la del gas natural convencional e inferior a la del carbón o el petróleo.

Según un informe del Gobierno de EEUU en 2010, entre el 30% y el 70% del agua regresa a la superficie. El resto se queda en el subsuelo. De lo que retorna, hay parte que se puede tratar y reutilizar y otra parte se debe gestionar como otras aguas residuales de uso industrial, por ejemplo, almacenándola en acuíferos profundos. Además de mejorar la tecnología para limitar el uso de agua dulce, los ingenieros de minas recomiendan acciones como la reutilización del agua utilizada ya para la fracturación o el uso de agua salada. En este sentido, recuerdan que en la actualidad se está considerando el uso de aguas salinas procedentes de acuíferos profundos en la extracción de gas de pizarra en varios emplazamientos de Estados Unidos, lo que reduce la necesidad de agua susceptible de ser utilizada para consumo humano.

Un caso de contaminación

Otro de los miedos que despierta el fracking es que el agua residual utilizada en la extracción llegue a los acuíferos de los que se obtiene el agua potable. En principio, según ha explicado Ángel Cámara, catedrático de la Universidad Politécnica de Madrid y coautor del informe, las diferentes profundidades y estratos geológicos en los que se encuentra el gas, a entre 2.000 y 6.000 metros, y los acuíferos, hasta unos 300 metros, proporcionaría un colchón de seguridad importante. Sin embargo, en EEUU ha habido al menos un caso claro en el que se han observado indicios de contaminación de aguas subterráneas vinculado al fracking

Sucedió en Pavillion, en el estado de Wyoming. Allí se da la peculiaridad de que el gas se encuentra en un estrato mucho más superficial que en otros lugares, a 372 metros de profundidad, no tan lejos de los acuíferos, que llegan hasta los 244 metros. Este caso llevó a la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) de EEUU a realizar un análisis que mostró la contaminación, pero no pudo demostrar que su origen fuese la actividad de extracción.

Ahora, según se explicaba en la presentación de los Colegios de Ingenieros de Minas, “la EPA está realizando análisis a pie de pozo sobre la afección al agua potable, cuyas primeras conclusiones y recomendaciones estarán disponibles en 2014″. Este ejemplo muestra que el debate sobre la contaminación de las aguas aún no está cerrado y ha planteado la introducción de marcadores químicos con los que poder hacer un seguimiento de los productos empleados en el fracking y poder determinar en el futuro cuándo se ha producido una contaminación fruto de la minería.

Otros riesgos más fáciles de descartar son la radiactividad o los episodios sísmicos. Aunque es cierto que hay una pequeña cantidad de emisiones radiactivas naturales que podrían liberarse con la fracturación de la pizarra (hay rocas como el granito que emiten radón, un gas radiactivo), éstas nunca superarían los límites de seguridad y, según explican los autores del informe, bastaría para mantener la seguridad una “vigilancia permanente y la descontaminación periódica de los equipos”. En este sentido, Conrad Dan Volz, un profesor de la Universidad de Pittsburg muy crítico con algunos aspectos del fracking, ha afirmado: “Si tuviese que apostar, apostaría a que eso [la radiactividad] no va a ser un problema”.

Respecto a los episodios sísmicos, Cámara señala que si se evita la extracción cerca de lugares como fallas, especialmente propensos a la sismicidad, el riesgo es mínimo. En 2011, dos pequeños terremotos, de magnitud 2,3 en Gran Bretaña provocaron que se detuviese la fracturación hidráulica. La administración británica, después de analizar el incidente durante más de un año, anunció el 11 de diciembre pasado el levantamiento de la prohibición, junto con una serie de medidas fiscales favorecedoras de la industria del gas no convencional.

En España, las cuencas carboníferas asturianas son las que presentan un mayor potencial para la extracción de gas no convencional, pero hasta al menos dentro de unos cinco años, cuando se conozcan los resultados de las prospecciones que se están llevando a cabo ahora, no se podrá conocer con precisión cuál es el potencial de los yacimientos españoles y, por tanto, saber si la producción es viable. Entretanto, el parlamento de Cantabria ya ha aprobado una moción para prohibir el fracking y decenas de localidades del País Vasco, Brugos, Soria o Cantabria ya se han unido para enfrentarse a esta técnica en la asociación Municipios Libres de Fracking.

El fracking en Europa

En Europa, la situación está dividida. Polonia, junto a Francia el país con más potencial para la producción de gas con esta nueva tecnología, ya ha mostrado su intención de convertirse en líder en este ámbito en Europa. El parlamento alemán aprobó el 13 de diciembre de 2012 continuar con la exploración de gas no convencional. En la misma sesión fue derrotada una propuesta del partido de Los Verdes para prohibir el fracking. En España, PP, CIU y UPyD votaron en el Congreso en contra una moción de Izquierda Plural para prohibir la extracción de gas con esta técnica, y el ministro de Industria, José Manuel Soria, ha asegurado que el Gobierno aprovechará, sin complejos, todas las oportunidades para investigar y extraer hidrocarburos en España, con el objetivo de reducir la dependencia energética respecto al exterior. El caso de Francia, que ha prohibido la extracción del gas de pizarra, es, según Pendás, difícil de comparar con España, porque gracias a la energía nuclear tiene una independencia energética que no la obliga a plantearse estas alternativas

Durante la presentación del informe de los ingenieros de minas, Cámara ha enfatizado que, si se realizan los controles adecuados, esta industria no tendría un riesgo superior al de cualquiera de las otras industrias extractivas a las que ya estamos acostumbrados. En este sentido, los ingenieros apuntan que “la gestión eficiente de los riesgos, donde el factor humano es fundamental, debe basarse en las mejores prácticas internacionales, la implementación de sistemas regulatorios, el control a posteriori mediante auditorías, la mejora continua de los procesos de exploración y una extracción derivada del aprendizaje inteligente”. Aparte de la oposición a nivel local, algunos indicios apuntan a que el debate en el ámbito institucional tampoco está cerrado. Respecto a la necesidad de regulación, un informe demandado en 2011 por la Unión Europea, concluía que la regulación comunitaria aún tenía varias lagunas en su legislación para controlar el fracking (resumen del informe en castellano).

Uno de los autores del informe es empresario del sector

[Actualización 12/03/2013] 

Según informa el diario online Vozpópuli, uno de los autores del informe elaborado por el Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas en el que se muestran los beneficios del fracking es Fernando Pendás, consejero y accionista de una empresa con intereses en este negocio. El catedrático, ya jubilado, está muy vinculado a Vancast Exploración, de la que, además de consejero, Pendás es accionista destacado, con el 14,4%, explica la web de la compañía.

Cuenta Vozpopuli que Vancast Exploración, presidida por otro veterano ingeniero de minas, Ignacio Díaz de Berrícano (exdirectivo de Repsol), tiene participaciones minoritarias en los consorcios titulares de siete permisos de investigación de hidrocarburos otorgados en el último lustro y que comprenden diversas áreas de búsqueda de petróleo y gas en las provincias de Cádiz, Asturias, Palencia y León. La empresa participa en esos consorcios (nunca con más de un 15%) junto a, entre otras empresas, la minera estatal Hunosa, Gas Natural Fenosa y el Ente Regional de la Energía de Castilla y León, dependiente de la Junta.

Ayer, preguntados por ese diario, nadie en el Consejo de Ingenieros decía conocer las actividades de Pendás en Vancast. Dos miembros de la junta directiva del colegio, que pidieron el anonimato, expresaron su sorpresa y subrayaron, no obstante, la “independencia” del informe en su análisis sobre las posibilidades del fracking

Anuncis

Dimite el Gobierno búlgaro tras las protestas por el precio de la energía y los recortes

FUENTE

Tras diez días de intensas protestas populares contra los altos precios de la electricidad, el Gobierno considera que “no tiene nada que hacer”

AGENCIAS Sofía 20/02/2013 10:04 Actualizado: 20/02/2013 10:58

El primer ministro de Bulgaria, el conservador Boiko Borisov, anunció este miércles la dimisión de su Gobierno en pleno tras diez días de intensas protestas populares contra las políticas de austeridad y el aumento de las tarifas eléctricas. “A partir de hoy el Gobierno no tiene nada que hacer. Cada gotita de sangre para nosotros es una mancha. No puedo ver un Parlamento rodeado por tapias“, dijo Borisov en el Parlamento, en alusión a los heridos en las manifestaciones celebradas en varias ciudades del país en las dos últimas noches.

Hasta 25 personas fueron hospitalizadas este martes tras enfrentarse con la Policía en las manifestaciones de anoche en Sofía, y unas tres mil personas que intentaron llegar hasta el Parlamento. Esas nuevas y violentas protestas se produjeron a pesar de que Borisov había reaccionado a las manifestaciones anteriores forzando el lunes la dimisión del ministro de Finanzas, Simeon Dyankov, y prometiendo ayer que bajará el precio de la electricidad un 8%. “No voy a participar en un Gobierno bajo cuyo mandato la Policía está golpeando al pueblo”, ha declarado el primer ministro ante el Parlamento, sin precisar si se van a adelantar las elecciones legislativas previstas para julio de este año.

Los precios de la electricidad son especialmente sensibles para los búlgaros, especialmente en invierno, cuando una factura cuesta una media de 350 euros al mes. Además, el pasado mes de julio la electricidad ya había subido un 13%. El problema de las tarifas eléctricas se une al malestar general por el bajo nivel de vida y por los altos índices de corrupción en el país, el más pobre de la UE.

Boiko Borisov ha intentado calmar el malestar de la calle cesando el pasado lunes al ministro de Hacienda, Simeon Djankov, y anunciando una serie de medidas, como la reducción de las tarifas eléctricas, la revocación de la licencia a CEZ y la imposición de multas a las tres distribuidoras eléctricas extranjeras, CEZ, Energo-Pro y EVN. “Ayer hicimos lo máximo que podíamos hacer para responder a las exigencias de los manifestantes“, subrayó esta mañana el jefe del Gobierno tras anunciar que su Ejecutivo presentará su dimisión hacia el mediodía.

Además, aconsejó a los 117 diputados de su partido, GERB, que también dimitan y abandonen sus escaños. “El Estado necesita nuevamente un crédito de confianza y el pueblo debe decidir cómo gobernarse”, señaló. Aseguró que su partido GERB no participará en un eventual gobierno técnico

Dimite el Gobierno búlgaro tras las protestas por el precio de la energía

Diez días de intensas protestas

EFE – Miércoles, 20 de Febrero de 2013 – Actualizado a las 08:51h

El primer ministro de Bulgaria, el conservador Boiko Borisov, anunció hoy la dimisión de su gobierno tras diez días de intensas protestas populares contra los altos precios de la electricidad.

SOFÍA. “A partir de hoy el Gobierno no tiene nada que hacer. Cada gotita de sangre para nosotros es una mancha. No puedo ver un Parlamento rodeado por tapias”, dijo Borisov en el Parlamento, en alusión a los heridos en las manifestaciones celebradas en varias ciudades del país en las dos últimas noches.

Al menos cinco personas resultaron heridas anoche en Sofía en enfrentamientos entre la policía y unas tres mil personas que intentaron llegar hasta el Parlamento.

Esas nuevas y violentas protestas se produjeron a pesar de que Borisov había reaccionado a las manifestaciones anteriores forzando el lunes la dimisión del ministro de Finanzas, Simeon Dyankov, y prometiendo ayer que bajará el precio de la electricidad un 8%.

También anunció multas a las distribuidoras de electricidad (la austríaca EVN y las checas CEZ y Energo-Pro) y la retirada de la licencia a una de ellas (CEZ), un procedimiento que ya se ha puesto en marcha por el regulador eléctrico búlgaro.

“Ayer hicimos lo máximo que podíamos hacer para responder a las exigencias de los manifestantes”, subrayó esta mañana el jefe del Gobierno tras anunciar que su Ejecutivo presentará su dimisión hacia el mediodía.

Además, aconsejó a los 117 diputados de su partido, GERB, que también dimitan y abandonen sus escaños.

“El Estado necesita nuevamente un crédito de confianza y el pueblo debe decidir cómo gobernarse”, señaló.

Aseguró que su partido GERB no participará en un eventual gobierno técnico.

“No voy a participar en un Gobierno en el que la policía pelea con la población.” añadió.