Tag Archives: terremotos

Nadal estudia crear un ‘banco malo’ para aparcar el Castor y compensar a Florentino durante 25 años

FUENTE

Hay un banco malo para los activos tóxicos de la banca, otro para las autopistas de peaje en quiebra y, probablemente, habrá otro para ‘aparcar’ el problemático almacén de gas Castor.

Al menos ésa es una de las ideas que baraja en estos momentos el secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, para dar salida a un activo que, previsiblemente, no volverá a entrar en funcionamiento por el alto riesgo de provocar nuevos terremotos.

Según confirman a Vozpópuli fuentes cercanas a Industria, el plan que estudia Nadal seguiría los pasos que se dieron para crear los otros bancos malos. Primero, que el propietario del activo a rescatar acepte una importante quita, que podría situarse en una horquilla de entre el 40% y el 70% de su valor total.

Esta quita se aplicaría sobre el precio final que establezcan las auditorías económicas que se están realizando sobre los costes del Castor, una obra faraónica cuyo presupuesto inicial se fijó en 500 millones, pero que finalmente se disparó hasta casi el triple, unos 1.400 millones de euros.

Si Florentino Pérez, presidente de ACS, la compañía que controla el Castor a través de su filial Escal UGS (66%), acepta esa quita, el proceso se pondrá en marcha. El pasado 30 de abril, el empresario madrileño planteó a Nadal su intención de devolver la concesión de explotación del almacén situado frente a las costas de Vinaroz (Castellón), toda vez que los informes técnicos realizados hasta ahora por el IGN y el IGME no albergan dudas: la inyección de gas en el almacén provocó los 512 terremotos de septiembre y despertó una nueva falla, bautizada con el nombre de “Falla Castor”.

Todo apunta a que si se inyectara, de nuevo, gas en el almacén subterráneo, el riesgo de nuevos terremotos sería muy alto. Así que en Industria estudian ya dónde y cómo aparcar esa infraestructura que su propietario quiere devolver.

Una vez aceptada la quita, ACS tendría que provisionar el activo o apuntárselo como pérdida en sus cuentas, pero a cambio recibirá un bono, con aval del Estado, con vencimiento a unos 25 años y una rentabilidad aún por definir.

Pero si en el caso de la Sareb o en el de las autopistas los activos aparcados en el banco malo en principio generan ingresos para cubrir sus costes de explotación y mantenimiento, el pago de intereses y la devolución progresiva del principal, con el Castor este hecho no se da.

El banco malo solo tendría un activo, que no se puede poner en valor por riesgo a terremotos, con lo que no generaría ingreso alguno. Es ahí donde está la madre del cordero. Según las fuentes consultadas, los ingresos para pagar a Florentino Pérez la rentabilidad del bono a 25 años y la devolución del principal sólo podrían salir del recibo del gas o de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Y es ahí donde entraría la vía Lemóniz, es decir, establecer una especie de moratoria como la nuclear que durante años se ha ido pagando con cargo al recibo de la luz en pequeñas cantidades.

Es eso lo que se haría con el Castor, una moratoria que se cargaría mes a mes en el recibo que los consumidores pagan por el gas.

La otra opción chocaría frontalmente con Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, al que le produce verdadera urticaria cargar a los PGE nuevas partidas que puedan descuadrar su espartana lucha contra el déficit público. De esta forma, todos los españoles pagarían el fracaso del Castor, y no sólo los titulares del recibo de gas.

Mientras en Industria esperan la llegada de los informes nacionales e internacionales encargados para determinar si hubo negligencia en la inyección de gas y si ha habido sobrecostes en el desarrollo del Castor, Nadal y el equipo de Florentino se han emplazado a ir trabajando conjuntamente en el diseño de la solución menos traumática para todos: el cierre definitivo del almacén al menor coste posible.

PITADA POPULAR CONTRA EL CASTOR

PITADA POPULAR CONTRA EL CASTOR
ermita
DIJOUS 22 DE MAIG A LES 20 H A LA PLAÇA DE L’AJUNTAMENT
COMUNICAT DE PREMSA
Davant les últimes notícies aparegudes en la premsa en que l’informe del IGN atribueix al Castor els terratrèmols.
I donada la falta de sensibilitat cap a la problemàtica dels terratrèols mostrada per els alcaldes de Penyiscola i Vinaròs que han preferit fer campanya electoral que reunirse amb els alcaldes dels pobles afectats per Castor.
L’Assemblea Ciutadana de Vinaròs convoca al poble per al proper DIJOUS 22 A LES 20 H A LA PLAÇA DE L’AJUNTAMENT a tot el poble de Vinaròs i pobles veïns a aquesta PITADA POPULAR CONTRA EL CASTOR.
DEMANEM EL DESMANTELLAMENT I EL NO PAGAMENT DEL DEUTE.
EXIGIM QUE ES DEPUREN TOTES LES POSSIBLES RESPONSABILITATS POLÍTIQUES.
PORTA EL TEU XIULET I FEM TREMOLAR LA PLAÇA DE L’AJUNTAMENT.
____________________________________________________________________________
PITADA POPULAR CONTRA EL CASTOR
JUEVES 22 DE MAYO A LAS 20 H EN LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO
COMUNICADO DE PREMSA
Ante las últimas noticias aparecidas en la prensa en que el informe del IGN atribuye al Castor los terremotos.
Y dada la falta de sensibilidad hacia la problemática de los terremotos mostrada por los alcaldes de Peñiscola y Vinaròs que han preferido hacer campaña electoral que reunirse con los alcaldes de las poblaciones afectadas por el Castor.
La Asamblea Ciudadana de Vinaròs convoca al pueblo para el próximo JUEVES 22 A LAS 20 H A  LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO a todo el pueblo de Vinaròs y poblaciones vecinas a esta PITADA POPULAR CONTRA EL CASTOR.
PEDIMOS EL DESMANTELAMIENTO Y NO PAGAR SU DEUDA
EXIGIMOS QUE SE DEPUREN TODAS LAS POSIBLES RESPONSABILIDADES POLÍTICAS
TRAE TU SILBATO Y HAGAMOS TEMBLAR LA PLAZA DEL AYUNTAMIENTO

El IGNE avala que el Castor causó los 540 terremotos en Vinaròs

FUENTE

N. Martín/j.J. Benito castelló El informe oficial del Instituto Geográfico Nacional (IGN) sobre los seísmos de Vinaròs concluye de forma contundente que los 540 terremotos registrados fueron inducidos por la inyección de gas de la plataforma Castor y advierte que el fenómeno se desató debido a una falla hasta la fecha desconocida y no cartografiada.
Según el informe de los expertos de la Red Sísmica Nacional (RSN), la identificación de dicha falla «requerirá de una labor muy especializada de geólogos con experiencia en sismotectónica», ya que en España «es habitual que las fallas responsables de terremotos no rompan en superficie y se necesitan estudios específicos para identificarlas».
Con respecto a la mencionada falla, hasta ahora desconocida, el Instituto Geográfico sólo ha podido revelar que posee un buzamiento prácticamente vertical y que su localización podría entrañar un complejo trabajo de investigación, lo cual respalda las tesis de expertos que advertían sobre la necesidad de al menos dos años de estudios para poder ofrecer conclusiones sobre los riesgos sísmicos reales en la zona con unas mínimas garantías.
Según los cálculos realizados a partir de los estudios de diversos sismógrafos, el instituto también concluye que en esta ocasión la falla que se movió no fue la conocida como Falla de Amposta, catalogada por el Instituto Geológico y Minero con un potencial para generar seísmos de hasta 7,1 grados en la escala de Richter y con un periodo de recurrencia cada 53.000 años.
La falla de Amposta se ubica justo en el borde del almacén de gas subterráneo, ubicado a 1.700 metros de profundidad bajo el subsuelo marino, y ejerce de cerramiento natural para el mismo.
La empresa Escal UGS considera que no existe riesgo de que dicha falla se mueva y manifestó estar tranquila al concluir que fue otra falla la que se activó. Sin embargo, sigue en el aire cuáles son las dimensiones y el potencial sísmico de la falla desconocida no cartografiada, si existen otras fallas en la zona o si su activación sísmica podría tener consecuencias colaterales sobre la falla de Amposta o el sistema sísmico de esta franja costera en general. Por lo pronto, las incertidumbres son aún muchas y el Gobierno ha restringido al máximo cualquier información al respecto.
De hecho, este informe ha sido finalmente sacado a la luz únicamente después de que fuera solicitado oficialmente por el diputado de Izquierda Plural Ricardo Sixto. El Ministerio de Industria tenía la obligación legal de facilitar el documento, pero demoró su entrega hasta esta semana a pesar de que estaba fechado el 17 de diciembre de 2013.
De uno u otro modo, las conclusiones de los técnicos del Instituto Geográfico sobre avalan la hipótesis que establece una relación-causa efecto entre las inyecciones de gas del Castor y los terremotos. «Todo indica que el origen de la actual serie sísmica registrada tiene una relación directa con la inyección de gas del proyecto Castor».
Según los expertos del instituto, la sismicidad inducida en la zona de Vinaròs y el Golfo de Valencia habría sido «resultado de la actividad de inyección de gas que a su vez ha acelerado un proceso sismotectónico con acumulación de esfuerzos, ya existente en la zona, y que no estaba previamente caracterizado»

El IGNE avala que el Castor causó los 540 terremotos en Vinaròs

FUENTE

N. Martín/j.J. Benito castelló El informe oficial del Instituto Geográfico Nacional (IGN) sobre los seísmos de Vinaròs concluye de forma contundente que los 540 terremotos registrados fueron inducidos por la inyección de gas de la plataforma Castor y advierte que el fenómeno se desató debido a una falla hasta la fecha desconocida y no cartografiada.
Según el informe de los expertos de la Red Sísmica Nacional (RSN), la identificación de dicha falla «requerirá de una labor muy especializada de geólogos con experiencia en sismotectónica», ya que en España «es habitual que las fallas responsables de terremotos no rompan en superficie y se necesitan estudios específicos para identificarlas».
Con respecto a la mencionada falla, hasta ahora desconocida, el Instituto Geográfico sólo ha podido revelar que posee un buzamiento prácticamente vertical y que su localización podría entrañar un complejo trabajo de investigación, lo cual respalda las tesis de expertos que advertían sobre la necesidad de al menos dos años de estudios para poder ofrecer conclusiones sobre los riesgos sísmicos reales en la zona con unas mínimas garantías.
Según los cálculos realizados a partir de los estudios de diversos sismógrafos, el instituto también concluye que en esta ocasión la falla que se movió no fue la conocida como Falla de Amposta, catalogada por el Instituto Geológico y Minero con un potencial para generar seísmos de hasta 7,1 grados en la escala de Richter y con un periodo de recurrencia cada 53.000 años.
La falla de Amposta se ubica justo en el borde del almacén de gas subterráneo, ubicado a 1.700 metros de profundidad bajo el subsuelo marino, y ejerce de cerramiento natural para el mismo.
La empresa Escal UGS considera que no existe riesgo de que dicha falla se mueva y manifestó estar tranquila al concluir que fue otra falla la que se activó. Sin embargo, sigue en el aire cuáles son las dimensiones y el potencial sísmico de la falla desconocida no cartografiada, si existen otras fallas en la zona o si su activación sísmica podría tener consecuencias colaterales sobre la falla de Amposta o el sistema sísmico de esta franja costera en general. Por lo pronto, las incertidumbres son aún muchas y el Gobierno ha restringido al máximo cualquier información al respecto.
De hecho, este informe ha sido finalmente sacado a la luz únicamente después de que fuera solicitado oficialmente por el diputado de Izquierda Plural Ricardo Sixto. El Ministerio de Industria tenía la obligación legal de facilitar el documento, pero demoró su entrega hasta esta semana a pesar de que estaba fechado el 17 de diciembre de 2013.
De uno u otro modo, las conclusiones de los técnicos del Instituto Geográfico sobre avalan la hipótesis que establece una relación-causa efecto entre las inyecciones de gas del Castor y los terremotos. «Todo indica que el origen de la actual serie sísmica registrada tiene una relación directa con la inyección de gas del proyecto Castor».
Según los expertos del instituto, la sismicidad inducida en la zona de Vinaròs y el Golfo de Valencia habría sido «resultado de la actividad de inyección de gas que a su vez ha acelerado un proceso sismotectónico con acumulación de esfuerzos, ya existente en la zona, y que no estaba previamente caracterizado»