Tag Archives: gas natural

El almacén de gas Castor podria provocar un escape de gas

FUENTE

La organización Ecologistas en Acción ha denunciado este lunes ante la Fiscalía de Tarragona los riesgos de escape de gas de la plataforma Castor en la costa de Vinaròs, que critica que no han sido evaluados pese a su “potencial gravedad”, según han explicado fuentes de la entidad.

La denuncia se fundamenta en un informe de la entidad ecologista que advierte sobre las “consecuencias nefastas”, como la explosión de la misma plataforma, que podría acarrear una fuga masiva de metano de la bolsa subterránea como consecuencia de los terremotos que terminen de agrietar o fracturar su techo.

En un comunicado emitido este lunes, Ecologistas en Acción ha reclamado que la planta cese su actividad de “forma definitiva” para evitar una catástrofe como la de BP en el Golfo de México.

La denuncia, que se presentará próximamente también en Castellón en colaboración con la Plataforma Defensa de les Terres del Sènia, se basa en el informe ‘Riesgos potenciales derviados de la inyección de gas natural en la plataforma Castor’, coordinado por el representante del Instituto de Geociencias de Madrid, Miguel de las Doblas, y del experto en Navegación Marítima, Antonio Jesús Galindo.

Los terremotos inducidos por la propia inyección de gas podrían fisurar y terminar de romper parte del techo del almacén de gas, según señala el informe, lo que haría que el gas natural escapara de manera violenta.

Alega que los trabajos que se han desarrollado en esta zona del subsuelo desde hace años, como el vaciado de hidrocarburos, rellenado con agua del mar y las tareas de vaciado para rellenar con gas compromido, pueden haber influido en la existencia de fracturas y fisuras, lo que unido a los movimientos sísmicos actuales podría provocar el mencionado escape.

La entidad ha recordado que “una fuga de metano provocó el desastre de BP en el Golfo de México”, por lo que ha reclamado los estudios y medidas necesarias para evitar un suceso dramático.

Anuncis

El almacenamiento de gas de Vinaròs será el segundo de mayor capacidad de España

FUENTE

La costa de Castellón acogerá una reserva de gas similar a la de Repsol en Bermeo
DÍDAC BELLÉS/ CASTELLÓN

El almacenamiento submarino de gas frente al litoral de Vinaròs y Alcanar será la cuarto reserva de gas de estas características en España y el depósito de más capacidad tras el yacimiento Gaviota, propiedad de la empresa Repsol YPF y situado frente a las costas de Bermeo (Vizcaya), que tiene una capacidad de almacenamiento 2.481 millones de m³.

El denominado proyecto Castor que promueve la filial europea de la multinacional Eurogas, con sede en Calgary (Canadá), tendrá una capacidad de almacenamiento de 1.300 millones de m³, según prevé la última revisión de la Planificación de Redes de Transporte de Energía del Ministerio de Industria para el período 2006-2011.

De momento, el proyecto, que está en fase de exposición pública hasta el próximo lunes día 27, espera la autorización ministerial para poder poner en funcionamiento el que será el segundo depósito almacenamiento submarino de gas de España y el primero de estas características en el litoral mediterráneo.

Los municipios afectados por la construcción de las instalaciones de la planta serían principalmente las localidades de Alcanar y Vinaròs, ya que ésta se ubicaría a apenas 1,5 kilómetros del casco del municipio tarraconense y a 1,6 de zonas turísticas consolidadas de Vinaròs.

Por ello, el rechazo vecinal no se ha hecho esperar con la creación de la Plataforma Ciutadana en defensa de les Terres del Sénia para oponerse al proyecto de almacenamiento de gas que, por ahora, sigue en período de alegaciones. La Diputación de Castellón, el Bloc de Vinaròs y el Ayuntamiento de Alcanar figuran entre los opositores al proyecto.

Ajustar la oferta y la demanda
El objetivo de los depósitos subterráneos de gas, según fuentes de la empresa Enagás, el gestor técnico del sistema gasista y encargada de las gestión de tres almacenamiento de estas características, es “ajustar la oferta a la demanda y hacer frente a las puntas de consumo, motivadas por variaciones estacionales, interrupciones en el suministro, etcétera”. “El gas, en estos casos, se almacena en el subsuelo aprovechando antiguos yacimientos o se inyecta en acuíferos profundos o en cavidades generadas en formaciones salinas”, indican las mismas fuentes.

La empresa Enagás gestiona actualmente dos almacenamientos subterráneos: el de Serrablo y el de Gaviota, ambos antiguos yacimientos de gas natural ya agotados, y recibió a finales de julio la autorización administrativa del Ministerio de Industria para la explotación del almacenamiento subterráneo de gas natural de Yela, en el término municipal de Brihuega (Guadalajara).

La empresa Enagás invertirá más de 400 millones de euros para el desarrollo de la explotación, que asciende a 184 millones de euros, a lo que habría que sumar la inversión en gas colchón (no extraíble) así como las conexiones del almacenamiento con el sistema gasista. Este nuevo almacenamiento subterráneo tendrá un volumen operativo de 1.050 millones de m³ y estará a una profundidad de 2.300 metros.

La planta de gas de Vinaròs emitirá el mismo CO2 que los camiones que pasan por la autopista

FUENTE

Las instalaciones de la planta de gas en tierra que Escal UGS ubicará en una zona equidistante de los núcleos de Ulldecona, Sant Rafel y Alcanar, muy cercana al trazado de la autopista AP-7, emitirán la misma cantidad de CO2 que generan los miles de camiones que diariamente circulan por este vial de pago que atraviesa el Maestrat, según explicó a la Plataforma de Defensa de les Terres del Sénia el propio presidente de la firma, Recaredo del Potro.

Rubén Colell, portavoz de este colectivo, agradeció la “predisposición” de la empresa a conversar sobre el proyecto y a “escuchar” las peticiones de las voces contrarias agrupadas entorno a este movimiento cívico.

No obstante, la nueva propuesta de ubicación sigue siendo “superflua” para la Plataforma, que avanzó que “seguirá luchando frontalmente contra el proyecto en su globalidad”.

Escal UGS se mostró dispuesta a escuchar todas las peticiones sobre mayores medidas de seguridad y correcciones al proyecto porque “aunque suponga un incremento del coste, éste lo acabará pagando el Ministerio”, que es el encargado de abonar el coste de esta infraestructura que acabará formando parte del sistema gasístico español una vez Enagas la conecte a la red.

Entre las correcciones que el pasado miércoles avanzó el ministro de Industria, Joan Clos, podrían estar la reducción de la altura de las chimeneas, la integración paisajística o el hecho de que la planta quede ubicada en un desnivel orográfico que ocultará parte de sus elementos.

Impacto visual
Colell recordó que “está ahora más apartada del núcleo de Alcanar, pero sigue estando en una zona común de paso de buena parte de la comarca y tiene afecciones visuales importantes”.

La primera imagen del Maestrat viniendo desde Catalunya por la autopista sería la planta de gas. Por ello, la Plataforma considera “irracional” crear en esta zona del norte de Castellón esta infraestructura y el depósito, que será el tercero mayor de Europa.

El colectivo incluso expresó su miedo a un “hipotético ataque terrorista” sobre esta infraestructura energética o las consecuencias de un “posible error humano” en toda la cadena de manipulación del gas. “No queremos dejar tirados a todos aquellos colectivos que se verán perjudicados y nos apoyan, como son los pescadores y agricultores”, añadió Colell, quien denunció que los terrenos de la zona elegida son “entre un 75 y un 80% propiedad de vecinos de Alcanar”.

La Plataforma propuso la creación de pequeños depósitos junto al gasoducto, cerca de los lugares de consumo del gas natural, “frente a un depósito faraónico en un lugar donde no hay consumo y que reportará grandes consecuencias económicas, para la salud y medioambientales”.

El Gobierno hará un almacén estratégico de gas en un viejo pozo de petróleo en Vinaròs

 

FUENTE

DE LEVANTE (JOSÉ SIERRA)                             

El consorcio canadiense Eurogas iniciará a partir del próximo mes de noviembre los últimos trabajos previos a la ejecución del «proyecto Castor», que pretende convertir un antiguo pozo petrolífero de Amposta, frente al delta del Ebro y a unos 20 kilómetros del litoral castellonense, en el mayor almacén artificial de gas natural de España.

El gas almacenado en el depósito subterráneo que dejó la extracción del petróleo será reconducido después para su consumo en España a través de un gasoducto marino y una instalación industrial situada en Vinaròs. Se estima que la inversión necesaria para el desarrollo de este proyecto es de unos 350 millones de dólares (290 millones de euros), según fuentes de la empresa Eurogas, que descubrió en 1995 el potencial que tenía el yacimiento como almacén de gas. El proyecto denominado Castor tiene el propósito de convertir la cavidad subterránea que contenía el petróleo en un almacenamiento de gas natural aprovechando el sellado natural que ofrecen las calizas que protegen el yacimiento. Para su explotación comercial se requerirá las construcción de infraestructuras en el mar y también en tierra, donde es necesario construir una planta de compresión y preparación del gas natural que con toda probabilidad se hará finalmente en el término municipal de Vinaròs, el punto costero más próximo al yacimiento Amposta.

Pese a la discreción con la que se ha gestado todo el proyecto, el Ministerio de Industria aprieta para acortar los plazos y una parte de las actuaciones está saliendo a la luz. Jordi Romeu, primer teniente de alcalde de Vinaròs, admitió que el ayuntamiento castellonense ya ha recibido el proyecto en su apartado terrestre. «De momento -afirmó- está siendo elaborado por los técnicos municipales sin que exista todavía una decisión sobre el sentido, favorable o no, de esos informes», aseguró el edil, según informa Juanjo Benito. En noviembre está previsto que se aceleren todos los trabajos previos mientras el consorcio canadiense busca financiación y última el proyecto técnico. Momentáneamente la sede de las operaciones de la empresa, que tiene oficina en Madrid, ha sido establecida en San Carlos de la Rápita, desde donde se prevé que partan dos buques diarios para el suministro de los materiales. Las empresas de ingeniería internacional Amec de Londres y Tri Ocean Natchiq completarán el diseño del proyecto de construcción mientras Eurogas perfora de nuevo la superficie que protege el pozo con un buque semisumergible.

OBRA URGENTE

El crecimiento constante del consumo de gas natural -entre Cataluña y Valencia se proyectan 9 centrales eléctricas abastecidas por este combustible-, la creciente dependencia de España respecto a este combustible, y el riesgo a que se pueda producir un desabastecimiento como consecuencia de una punta de demanda invernal o un conflicto internacional- ahora mismo, en Europa crece la preocupación por la incertidumbre generada en Ucrania, por donde pasan todos los gaseoductos que abastecen a centroeuropa- ha incrementado la necesidad de que España disponga del suficiente gas almacenado para cubrir cualquier contingencia. La ley española obliga a disponer de una reserva de seguridad equivalente a 35 días de consumo. Y el consumo no para de crecer

El yacimiento petrolífero denominado «Amposta» entró en servicio en el año 1975 y produjo 56 millones de barriles de petroleo sobre unas estimaciones iniciales de casi 100 millones que provocaron grandes expectativas en una época de crisis energética y en un país, España, carente de petróleo. El pozo, perforado desde una plataforma situada a 60 metros de altura sobre el fondo marino, fue explotado por la multinacional Shell antes de ser abandonado en 1989, coincidiendo con una época de bajos precios para el petróleo. La simulación realizada por la empresa canadiense Eurogas considera que todavía es posible extraer del pozo unos 15 millones de barriles aprovechando la coyuntura actual de elevados precios del petróleo y empujados también por la necesidad de incrementar la capacidad del depósito. Sin embargo, la cifra definitiva de las reservas disponibles no se conocerá hasta que la compañía acabe las prospecciones que tiene previsto comenzar en unos días y que alcanzarán, según las previsiones, unos 2.000 metros de profundidad.

Lea la información completa en Levante, http://www.levante-emv.com/

-El alcalde de Vinaròs, Javier Balada, desmentía en la Cope que vaya a construirse un almacén estratégico de gas en el litoral de la localidad, tal y como publicaba Levante. Según Balada, de lo único que tiene petición el consistorio es de la solicitud de utilización de unos pozos petrolíferos ya existentes. El alcalde admitía que “el primer sorprendido al leer la noticia he sido yo” y añadía que “vamos a estudiar muy bien en qué consiste la petición realizada por esta empresa y qué posibilidades hay de que se realice la instalación”.

El depósito submarino de gas de Vinaròs empieza la cuenta atrás

FUENTE

El yacimiento Amposta es una mole de roca caliza, porosa, situada a 1.750 metros bajo el lecho marino al sur del delta del Ebro y a 22 kilómetros mar adentro desde Vinaròs (Castellón). Durante millones de años, una gruesa capa de sedimentos arcillosos resguardó la formación geológica y así, gracias a la presión y el paso del tiempo, en las cavidades se fue formando un auténtico tesoro: petróleo. El yacimiento tiene cinco kilómetros de longitud, dos de anchura y unos 300 metros de altura.

La empresa anglo-holandesa Shell

lo descubrió en 1973. Luego, en los años posteriores, el consorcio Shell-

Camps extrajo de esas entrañas 56 millones de barriles, con una producción diaria que llegó a alcanzar los 40.000 barriles, hasta que el yacimiento empezó a agostarse y se abandonó. Ahora, la misma estructura que antaño guardó petróleo pesado, del que quedan aún restos atrapados por la presión del agua y la roca, podría albergar 1.900 millones de metros cúbicos de gas natural.

Ese es el volumen que puede inyectar en su interior la empresa canadiense Escal UGS, promotora del proyecto Castor. El depósito será el cuarto almacén de gas subterráneo de España después de los de Serrablo (Huesca), Gaviota (Vizcaya, también bajo el mar), que operan desde 1989 y 1993, respectivamente, y Yela (Guadalajara), actualmente en construcción. Los cuatro proyectos son el resultado de la reconversión de dos pozos agotados de gas, un acuífero y un viejo yacimiento petrolífero. Los usos del subsuelo, en definitiva, también pasan por el reciclaje: en vez de colocar los depósitos en superficie, se llevan bajo tierra.

INVESTIGACIÓN SÍSMICA / La firma canadiense, que espera iniciar las obras en primavera, consideró viable el proyecto Castor después de comprobarlo mediante numerosos estudios geológicos. «Esas rocas han mantenido estanco petróleo durante millones de años sin escapes y tenemos la garantía de que ocurrirá igual con el gas», explica Recaredo del Potro, presidente de Escal UGS. En el año 2005, la empresa completó una campaña de investigación sísmica sobre una superficie de 140 kilómetros cuadrados en el área donde se encuentra la formación que permitió definir su morfología y la distribución de las áreas porosas por donde se moverá el gas. Comprobó también su integridad y la estanquidad de los sedimentos arcillosos que sellan la cavidad con una capa impermeable de 1.700 metros de grosor.

La empresa está dispuesta ya a iniciar en primavera los trabajos in situ con el objetivo de tener la instalación disponible en el año 2012. Escal UGS requerirá de dos años para inyectar dos terceras partes del gas en el depósito. «El gas desplazará el agua que actualmente llena la cavidad –explica Del Potro–. Un almacén normal podría tardar entre 10 y 12 años en llenarse, pero el proceso será aquí muy rápido por la capacidad de absorción de la roca».

CONEXIÓN CON LA PLATAFORMA / Ocho pozos, a través de los que se inyectará y se extraerá el gas, comunicarán el yacimiento con una plataforma marina de procesamiento en la superficie. A ellos se sumarán cuatro pozos adicionales para controlar en todo momento el funcionamiento del almacenamiento. Los pozos serán revestidos con tuberas concéntricas de acero y dispondrán además de dos sistemas redundantes de cierre, uno en superficie y otro bajo el fondo marino, que asegurarán el aislamiento inmediato del yacimiento en caso de necesidad. La plataforma marina quedará unida a otra plataforma terrestre a través de un gasoducto de 30 kilómetros de longitud y 80 centímetros de diámetro enterrado tanto en su tramo en el mar (22 kilómetros) como en tierra.

Así, el almacén estará conectado al sistema gasista español a través del gaseoducto Tivissa-Paterna, y podrá recibir el suministro procedente de cualquiera de los puntos de entrada de gas a España. Estos son los dos gasoductos internacionales que conectan la península Ibérica con Argelia y Francia, por los que se importa aproximadamente un tercio del consumo anual, y las siete plantas de regasificación, que reciben gas licuado transportado por buques metaneros y lo pasan a estado gaseoso.

El objetivo del proyecto Castor, que supone una inversión de 1.300 millones de euros, es garantizar la estabilidad del abastecimiento a los consumidores ante cualquier situación de crisis.

ACS logra financiación de 1.652 millones para construir un almacén de gas natural en el Mediterráneo

FUENTE

ACS ha logrado financiación de 1.652 millones de euros para construir un almacén subterráneo de gas natural en el Mediterráneo para regular su suministro y asegurar las existencias mínimas en España, según fuentes del mercado citadas por Europa Press.

Concretamente, la construcción de este almacén a más de 1.750 metros de profundidad y 22 kilómetros de la costa de Vinarós dispone de una inversión de 1.652 millones y tres tramos de deuda por un importe global de de 1.318 millones de euros.

La financiación se ha cerrado tras una sobresuscripción de casi un 200%, y cuenta con la participación de un total de 19 entidades nacionales e internacionales, entre las que destacan Banesto, Caja Madrid, Santander, Crèdit Agricole y Societé Generale.

El Proyecto Castor, esponsorizado por ACS-Cobra, consiste en la construcción de un almacén subterráneo de gas natural. Su entrada en operación comercial, prevista para el segundo trimestre de 2012, contribuirá a regular el suministro de esta fuente de energía y a asegurar las existencias mínimas en España.

Concretamente, los accionistas del emplazamiento que se construye en Vinaròs son el Grupo ACS y Castor Limited Partnership (CLP), a los que se sumará Enagás cuando entre en funcionamiento la infraestructura.

El principal objetivo del almacén subterráneo de gas natural es mejorar la eficiencia y seguridad del sistema gasista español mediante una instalación segura, probada y aceptada en el ámbito nacional e internacional y respetuoso con el medioambiente.

Escal UGS solicita licencia obras para proyecto depósito gas submarino Castor

29-12-2009 / 20:10 h EFE

Así lo ha señalado el alcalde de la ciudad Jordi Romeu, que ha indicado que el procedimiento habitual es pagar la tasa correspondiente y presentar la solicitud para que los servicios técnicos realicen el informe y determinen que la documentación del proyecto es la correcta para conceder la licencia.

Con este paso se inicia, según Romeu, la cuenta atrás del proyecto Castor a nivel municipal, que ha despertado gran expectativa por la creación de varios cientos de puestos de trabajo durante los dos años que está previsto que se prolongue el montaje y construcción de la plataforma marina y de la planta terrestre.

La solicitud de Escal-UGS está relacionada con la construcción de la planta de presión terrestre y el gaseoducto de unión con la plataforma marina, que son instalaciones que se ubican íntegramente dentro del término municipal de Vinaròs.

El depósito se ubicará a 21 kilómetros de la costa de Vinaròs, aprovechando un antiguo pozo petrolífero a 1.750 metros de profundidad por debajo de la superficie marina.

A partir de 2012 albergará 1,9 billones de metros cúbicos de gas natural que podrá garantizar el suministro estratégico al sistema español.

En la instalación trabajarán de forma permanente y directa 114 personas cuando el almacén de gas submarino comience a funcionar y según manifestó en su día el presidente de Escal-UGS, Recaredo del Potro, el impacto económico anual que tendrá la instalación en la ciudad de Vinaròs está calculado en 30 millones de euros.

Romeu ha señalado que tras la obtención de la licencia de obras, la empresa concesionaria deberá solicitar otras licencias como la de actividad para iniciar el funcionamiento, por lo que el Ayuntamiento aún percibirá alrededor de medio millón de euros más en concepto de tasas.

El proyecto Castor ha superado los distintos trámites desde que se hizo público y ha estado catalogado como de “interés estratégico” para el sistema gasístico español.

La tramitación ha superado ya el Informe de Impacto Ambiental dependiente del Ministerio de Industria y está en la Autorización Ambiental Integrada que otorga la Generalitat.

No obstante, Castor ha contado con la oposición de la Plataforma en defensa de les terres del Sénia, ubicada en la vecina localidad tarraconense de Alcanar y que continúa presentando recursos contra su tramitación incluso ante el Parlamento europeo y apoyada por algunos partidos contrarios al proyecto.